Ni tecnófobos, ni tecnófilos: sólo usuarios prudentes de la tecnología

Nos falta experiencia, por su novedad, para aprovechar todas las oportunidades que nos ofrecen las tecnologías de la información en dispositivos móviles de forma segura. Se hace necesario un uso prudente, especialmente por parte de los adolescentes.